Mis deseos para el 2015

Esta noche se acaba el año 2014 y empezamos la niña bonita… ¿qué nos traerá? Ojalá pudiera ver por un agujerito qué cosas positivas nos van a pasar el año que va a empezar. No me hace falta saber nada sobre las cosas malas, deprimentes, cabreantes… que ocurrirán, porque yo quiero tener ilusión por lo que va a venir.

En la entrada sobre cómo celebraría o trabajaría la Navidad en el cole, os hablé de que me gustaría utilizar el típico árbol de Navidad pero para colgar cosas distintas de sus ramas, como por ejemplo deseos. Pues bien, hoy quiero pensar en qué frases colgaría de ese árbol.

Me encantaría que en 2015 la crisis dejara de ahogar a las familias más modestas y humildes, que se acabaran los desahucios y todos los niños tuvieran una vivienda digna donde vivir felices como les promete nuestra Constitución, que ninguno de ellos tenga que perderse ninguna comida del día.

Deseo un 2015 en el que se respeten los derechos de todos, pero especialmente de los niños, porque ellos son lo más importante que tenemos en la sociedad. Un año que destaque por cuánto hemos protegido la infancia, que nos pongamos a diario en el lugar de los niños que tenemos alrededor y tratemos de comprender también su punto de vista, que nos tomemos en serio sus necesidades, que les escuchemos y les demos voz y también voto.

Ojalá el nuevo año venga cargado de reflexiones de los mayores sobre su relación con la infancia, de autocrítica cuando no estamos haciendo las cosas del todo bien, sobre todo cuando la práctica diaria no acompaña a la bonita teoría que no se para de expresar.

Me gustaría que el año que empieza destacara por constituir el inicio de un consenso legislativo en materia educativa que nos evite tener que cambiar de ley cada vez que hay un cambio de gobierno, que transmita un compromiso serio por uno de los pilares más importantes de un país, que vaya en la dirección de la protección de la educación pública, de la no segregación, del no etiquetaje, de la coeducación, de la educación inclusiva, del respeto por los ritmos individuales, por las inteligencias múltiples… que forme ciudadanos que sepan pensar por ellos mismos, con personalidad propia, enormemente diferentes los unos de los otros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s